lunes, 3 de agosto de 2015

Feng Shui y pasillos.

Los pasillos largos pueden generar problemas serios para los habitantes de una casa según el Feng Shui. Esto es así porque la energía sufre por ese paso estrecho una aceleración muy fuerte que acaba por resultar perjudicial y agresiva, al punto que se convierte en una flecha envenenada de efectos altamente nocivos para todo el hábitat.
La cosa se complica aún más si el pasillo es oscuro y apenas cuenta con una mínima decoración; pero todavía puede ser peor si al final del mismo existe una habitación, pues es casi seguro que las personas que allí descansan sufran todo tipo de problemas, desde enfermedades hasta conflictos de pareja, desde falta de recursos económicos hasta depresiones continuas. Quien tiene un pasillo largo en su casa y no se ha preocupado nunca de mejorar su energía, sino que ha transitado por él a toda velocidad y con una sensación de agobio y preocupación, quien tiene este tipo de pasillos sabe muy bien a qué me refiero.
¿Qué se puede hacer? Lo primero y más importante es tener el pasillo bien iluminado en todo momento, tanto de día como de noche, ya que la luz es una cura excelente para cualquier parte de la casa con déficit energético; después se pueden emplazar plantas a cada lado de pared a fin de disminuir el rápido fluir del chi, como asimismo colgar algunos cuadros decorativos que estén en consonancia cromática con la zona ocupada por el pasillo, por ejemplo, utilizar cuadros con motivos acuáticos si el pasillo está situado al norte, este o sudeste de la casa; del mismo modo el empleo de uno o varios carillones a lo largo del corredor ayudarán mucho a armonizarlo, como la colocación estratégica de varios espejos.
No es bueno tampoco recargar el pasillo hasta el extremo de bloquear el chi - en esto como en todo hay que ser moderado con los cambios que se implementan-, tan sólo hay que tratar de mejorar su Feng Shui con alguna de estas herramientas básicas.
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario