lunes, 8 de junio de 2015

Un día Feng Shui.

El objetivo más ambicioso del Feng Shui, en este tiempo contemporáneo como en el pasado, es mejorar la vida..., mejorar todos los aspectos importantes de la vida humana en virtud de la energía de los espacios que habitamos.  No es en efecto un objetivo pequeño ni desdeñable, sobre todo porque para lograrlo cuenta con herramientas muy sencillas y nada costosas, lo que equivale a notables resultados con mínimo desembolso, y esto, amigos míos, está muy bien y es digno de valorar.
Pero ¿qué significa el término un día Feng Shui? Un día Feng Shui es pasar revista a la casa al menos una vez al mes, es decir,  revisar a fondo todo el equipamiento y la decoración de la vivienda, sin dejarse nada, por pequeño que sea, en el olvido. Se puede empezar por la entrada y desde ahí recorrer la casa de izquierda a derecha y de abajo arriba si cuenta con más de una planta...
Así pues, dedica un día al mes a revisar tus puertas y ventanas, engrasa las bisagras si no cierran bien o si hacen ruido..., repasa todos los cristales de la vivienda uno por uno y asegúrate de que están en buen estado..., comprueba el correcto funcionamiento de las persianas..., mira la grifería y los sanitarios, si un grifo gotea o la cisterna pierde agua arréglalo de manera inmediata..., presta atención al suelo que pisas, observa si caminas sobre una superficie cuidada, sea baldosa o parqué..., repasa las paredes y techos de todas las estancias, si te encuentras con grietas, desconchones o humedades  ponte manos a la obra y dale una mano de pintura..., repasa el mobiliario de la cocina, armarios, electrodomésticos, muebles auxiliares, procura que esté todo bien..., saca la vajilla y revísala, si encuentras vasos o platos rotos... o cubertería y menaje deteriorados, deshazte de esas piezas sin dudarlo..., otro tanto debes hacer con los muebles de la casa..., échales un vistazo general, asegúrate de que están bien y cumplen su función, especialmente las sillas y sofás que utilizas, así como las mesas tanto de cocina y comedor, como de estudio..., mira tus objetos decorativos, tus figuras, tus cuadros, tus cosas más variadas, si tienen algún desperfecto sácalo de tu casa y no lo guardes en ningún armario...
En fin, un día Feng Shui es una experiencia que está al alcance de todos nosotros, sea de la condición que sea. Si se practica  todos los meses del año - elige tú el día de la semana- la energía de la casa se mantrendrá a nuestro favor a lo largo del tiempo. De manera que, vivas en el continente que vivas,  no dejes pasar tu día Feng Shui.

No hay comentarios:

Publicar un comentario