domingo, 17 de mayo de 2015

Medidas del Feng Shui.

No se sabe muy bien de dónde han surgido estas medidas, pero lo cierto es que en el mundo Feng Shui existe una regla que establece cuatro dimensiones afortunadas y cuatro desafortunadas.
Esta regla es conocida por los carpinteros chinos, sobre todo en Hong Kong y Malasia; con ella se construyen muebles tales como mesas, armarios y camas, así como puertas y ventanas.
Hay cuatro dimensiones afortunadas, Chai, Yi, Kwan, Pun.
La primera Chai mide de 0 a 54 milímetros y se divide en cuatro categorías: la primera categoría genera suerte con el dinero, la segunda trae joyas, la tercera trae diversos tipo de buena suerte  y la cuarta abundancia.
La segunda Yi mide 165-215 milímetros y se divide de igual forma en cuatro categorías: la primera trae suerte con los niños, la segunda nuevos ingresos, la tercera mucho éxito para un hijo y la cuarta fortuna.
La tercera Kwan mide 215-270 milímetros y se divide en cuatro categorías: la primera trae suerte con los exámenes, la segunda suerte especulativa, la tercera mejores ingresos y la cuarta honor para la familia.
La cuarta Pun mide 375-432 milímetros y se divide en cuatro categorías: la primera trae mucho dinero, la segunda logros en los exámenes, la tercera trae muchas joyas y la cuarta gran prosperidad.
La ventaja de conocer estas dimensiones está en aplicarlas en los objetos y muebles que habitualmente nos rodean  en casa o en el trabajo. Para la carrera profesional, pocas cosas hay más favorables que instalar en el despacho una mesa Feng Shui; una mesa con las medidas afortunadas lleva a quien la ocupa una gran suerte profesional y económica.




No hay comentarios:

Publicar un comentario